A veces, quisiera abandonar la percepción de tiempo, dejarme llevar por la vida tal cual venga, sin tener que decidir a cada segundo. Decidir lo que haces, decidir lo que piensas y sientes. ¡Resulta tan agotador!

Nada de metas.

Estoy cansada. No quiero pensar. No quiero sentir. No quiero fracasar. No quiero sentirme sola.

Por momentos me siento rota en pedacitos.

Después me tomo el trabajo despacito y con amor de ir uniendo todos esos pedacitos que soy, limpiarlos, perfeccionarlos, incluso desechar alguno.

El resultado suele ser que esa nueva yo es mejor, más fuerte, más segura.

Otra versión de mí misma, lista para volver al mundo y afrontar las situaciones de manera más adecuada y positiva.

Lista para seguir encontrándome con lo que soy en mi esencia: Amor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s